La Franja Morada ya empezó a jugar sucio en Derecho

Baños sin terminar, buffets desmantelados e inconvenientes con las fotocopias son algunas de las jugadas a la que apela para entorpecer la gestión de la nueva conducción del centro de estudiantes.

La Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales comenzó sus cursadas con un turbulento clima político que tiene como punto de partida la victoria de la agrupación Estudiantes de Abogacía (EA) en noviembre del año pasado en las elecciones estudiantiles, la cual terminanó con la hegemonía que Franja Morada mantuvo durante quince años al frente del centro de estudiantes y significó la pérdida del histórico bastión morado de la UNLP.

Desde el momento en que asumió la conducción del centro de estudiantes, EA sostiene denuncias en las redes sociales contra las autoridades de la Facultad, a la que acusan de «ponerle palos en la rueda». La gestión es encabezada por el decano Miguel Berri, que fuera funcionario de Fernando De la Rúa y ex concejal de La Plata y es secundado por el actual Fiscal de Estado, Hernán «El Negro» Gómez, ambos de origen morado y reconocidos radicales de la ciudad de La Plata. 

Desde EA denuncian múltiples acciones que no les permiten realizar con normalidad su plan de gestión. Con respecto al buffet que se encuentra en la Facultad, el centro de estudiantes señala que encontró un buffet completamente desmantelado (sin sillas, mesas, luces, heladeras, entre otros elementos faltantes) y que el concesionario saliente lo vació recién el 20 de enero, dejando al centro solo diez días (del 23 al 3 de febrero) para ponerlo en condiciones, por lo que el espacio se encuentra sin terminar.

Siguiendo la misma línea, en lo que respecta al centro de copiado de la facultad, EA apunta que ninguna máquina era propiedad del centro de estudiantes y que ellos tuvieron que adquirir nuevas fotocopiadoras para poder arrancar el año académico. Esto expone directamente los varios manejos dudosos que tenía la derrotada Franja Morada mientras conducía el gremio estudiantil.

Para complementar con el estado en que se encuentran las instalaciones de la Facultad, el centro de estudiantes señala que la reforma de los baños del subsuelo se encuentra sin terminar y los baños de la planta baja se encuentran sin papel higiénico y que varios inodoros se encuentran sin agua.

La conducción denunció además el accionar de Lautaro Ramírez, titular de cátedra de la primera materia de la carrera, Introducción a las Ciencias Sociales. El centro de estudiantes remarcó que en reiteradas oportunidades se le pidió que se ponga a disposición el material de estudio de la materia, algo que Ramirez se negó y para sorpresa de muchos, ese mismo material ya estaba en poder de la Franja Morada, que contaba con múltiples fotocopias del libro. Cabe señalar que Lautaro Ramírez se encuentra como titular de la materia del ingreso sin haber concursado a su cargo y que cuenta en su cátedra con mayoría de profesores y ayudantes militantes de Franja Morada.

+ El posteo de una militante de Estudiantes de Abogacía

+ La prueba de las irregularidades con las fotocopias.

Al ser interpelado por el centro de estudiantes debido estos múltiples sucesos, el decano Miguel Berri lo único que hace es mantener silencio y desconocer las problemáticas existentes, cuando desde la actual conducción del gremio estudiantil esperan con urgencia una respuesta que argumente el por qué de estos palos en la rueda contra su gestión.

Dada esta coyuntura, se espera un ambiente muy caldeado este año en Derecho ya que la Franja Morada pondrá a disposición toda su estructura política para volver a retomar el control total de la Facultad, luego de sufrir dos importantes cimbronazos electorales, primero en el Claustro de Graduados y luego cuando Estudiantes de Abogacía le quitó el centro de estudiantes por más de 600 votos.

Facebook
Instagram