La crisis argentina también golpea a Coca Cola

La bebida multinacional atraviesa un mal momento por la caída de las ventas y pide ayuda al gobierno nacional.

La firma Coca Cola pidió al Gobierno un Procedimiento Preventivo de Crisis (PPC) para avanzar en una reducción de su planta embotelladora ubicada en la zona porteña de Pompeya. Durante este mediodía se realizó la primera reunión entre titulares de las empresa, el gremio y del Ministerio de Trabajo y mañana realizarán un nuevo encuentro entre las partes.

«La planta está prácticamente parada, no recuerdo haber pasado una situación similar. Pero no permitiremos despidos invocando la situación económica. Nunca participamos de ganancias, no vamos a participar de las pérdidas. En este contexto no podemos permitir que ni un trabajador se quede sin empleo», relató a los colegas de Página 12 el secretario general de la seccional porteña del Sindicato de Trabajadores de Aguas Gaseosas y Afines, Pablo Fernández.

El PPC brinda a la empresa la potestad de aplicar cambios drásticos en la organización laboral y trasladar los costos de esos cambios hacia los trabajadores, que nuevamente saldrán perdiendo. La venta de gaseosas es uno de los segmentos del consumo masivo más afectados por la situación económica, aunque la magnitud de lo que representa la firma a nivel global requiere pensar el caso con parámetros casi únicos.

«Coca Cola FEMSA Argentina está atravesando una etapa compleja debido a la desaceleración del consumo, lo que la ha colocado en la necesidad de readecuar su estructura  de trabajo. En ese contexto, la compañía presentó un procedimiento preventivo de crisis para su planta del barrio de Nueva Pompeya, Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Dicho procedimiento seguirá el curso que establecen las normas aplicables», comunicó la empresa.

En la planta de Pompeya, ubicada sobre la avenida Amancio Alcorta, trabajan cerca de 600 empleados, de un total de 3 mil personas que están empleadas por Coca cola FEMSA en Argentina. La firma también tiene otra embotelladora en Monte Grande y cuatro centros de distribución distribuidos por la provincia y el país.

Facebook
Instagram